in

Lo encierran toda la noche en un pequeño espacio tras las rejas para que “cuide” la pizzería

A muchas personas por el mundo, los animales nos parecen absolutamente adorables, y es que ciertamente lo son, también es verdad que tristemente no todos somos iguales.

Lo que siempre dijimos es que si a alguien no le gustan los animales, nadie lo obliga a tenerlos. Y sólo nos provoca decirle, Si es que no los amas, no tengas uno, ¿Que mal hicieron al mundo?

Esto diríamos al dueño de una pizzería en Perú, que cometió el acto más ruin contra su pobre mascota.

Se difundió ampliamente en las redes sociales después de que una mujer llamada Shery Muñoz capturara en una indignante fotografía al pobre perro encerrado en un mínimo espacio tras las rejas del local de su dueño.

Según lugareños lo habrían encerrado para que haga las funciones de “perro guardián”, y así en ese reducto espacio vigilar el negocio, haciendo las veces de alarma para evitar que roben el local.

“Pizza Raúl” es el negocio y se encuentra ubicado en la calle Francisco Bolognesi, 6, en la localidad de Santa Anita, en Lima, Perú.

Al parecer sus malvados dueños se olvidaron que el perrito también es un ser vivo, y como tal siente, padece hambre, calor, frío, y sufre igual que cualquier otro ser vivo.

La mujer quedó con el corazón partido al momento que vio esa situacion y acudió a Facebook para denunciar el hecho el pasado 18 de marzo.

“Compartan, este perrito está encerrado desde ayer en la noche y esta foto la tomaron hoy. El perrito no tiene ni espacio para dormir y estaba con mucha sed, no sólo aguantar la lluvia sino también el tremendo sol en este local de PIZZERIA RAUL”, relato la joven en su publicación en la red social Facebook.

La publicación causó una ola de ira e indignación y se compartió casi 15.000 veces en poco tiempo. Al hacerse el hecho rápidamente viral, otros usuarios también denunciaron en Twitter:

“Los dueños del negocio, por su parte no han emitido ningún comunicado, pero Shery tras hacer la denuncia, espera pronto tener una respuesta y que los miserables dueños respondan por sus actos tan malvados”.

Aunque sea esperamos que los dueños por lo menos se hayan dado cuenta de la crueldad de su proceder.

¡Tan sólo ver esa mirada ya se te parte en dos el alma!

Tenemos dos cosas principales por hacer: poner una denuncia, supongo que hay leyes que protegen a los animales, en este país y la siguiente es no comprar en ese negocio.

Hay que darle donde más le duele. Aquellos que no tratan en condiciones a un perro, no tienen buen corazón y no se merecen ninguna consideración.

“No necesita 15.000 mil indignados compartiendo la publicación, necesita a esos 15.000 poniendo la denuncia”, concluyó otra persona indignada.

¿Y tú que piensas de la situación?

Fuente consultada: zoorprendente

La legendaria Lucia Mendez habla de sus modificaciones físicas y nos muestra fotos

Olivia de Havilland, de “Lo que el viento se llevó”, a sus 102 años está más preciosa que nunca